Stephanie Fessler vs Watch Tower

Enlace Web: http://avoidjw.org/2017/02/stephanie-fessler-v-watch-tower/

Por primera vez desde el fallo de 2012 en el caso de Candace Conti contra la Sociedad Watchtower de Nueva York, un jurado decidirá el resultado de un caso de abuso sexual en el que varios testigos de Jehová en dos estados no informaron a las autoridades el abuso de una niña de 14 años, incluso después de reportar el asunto al departamento legal de la Watchtower.

img_1852

Stephanie Fessler con 13 años.

La demandante, Stephanie Fessler, de Lancaster, Pennsylvania, testificará que los ancianos de las congregaciones de Freeland Maryland y Spring Grove Pennsylvania de los Testigos de Jehová no contactaron a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cuando se enteraron de una relación sexual entre la Sra. Fessler, Co-demandada, Sra. Terry Jeanne Monheim, 49-51.

El abuso comenzó en 2003, fue descubierto por el verano de 2004, y cuando los padres de Stephanie se dieron cuenta del abuso se pusieron en contacto con los ancianos de la congregación. El anciano Eric Hoffman inició una investigación interna en los Testigos de Jehová, la cual incluyó a dos ancianos adicionales, Neal Cluck y John Ness, y no contactó a las autoridades legales. Los ancianos tampoco instaron a sus padres a ponerse en contacto con las autoridades. En lugar de proteger a Stephanie, la castigaron privadamente reprobándola.

Crónica Global. Una orden interna de los Testigos de Jehová anima a ocultar los abusos sexuales

Enlace Web: http://cronicaglobal.elespanol.com/vida/testigos-jehova-animan-esconder-abusos-sexuales-menores_67514_102.html

Una orden interna de los Testigos de Jehová anima a ocultar los abusos sexuales.
La jerarquía española ordena custodiar la documentación de los casos y evita ordenar su entrega a la justicia.

instruccion-interna-testigos-abusos-sexuales-menores-espana_10_670x355
IGNASI JORRO @IgnasiJorro      03.02.2017 00:00 h.

Una nueva instrucción interna de los Testigos de Jehová en España anima a esconder la documentación de denuncias de abusos sexuales a menores, según denuncian exmiembros del colectivo. El escrito dirigido al cuerpo de ancianos –pastores– de la denominación milenarista les conmina custodiar los expedientes de las acusaciones internas a la sede nacional. La orden evita exigir el envío de los expedientes a la justicia ordinaria.

El documento, al que ha podido acceder Crónica Global, se envió el pasado 6 de enero a los cuerpos de ancianos. Es una actualización de las órdenes a los sacerdotes de la organización religiosa internacional.

En la nueva misiva, la jerarquía ordena custodiar toda la documentación relacionada con las denuncias internas de supuestas agresiones sexuales a menores en los distintos salones de asambleas, en las que se llevan a cabo las actividades religiosas.

“SE MANTENDRÁ EN UN SOBRE CERRADO”

“Toda correspondencia remitida a la sucursal o recibida relativa al ofensor (o supuesto ofensor), toda comunicación de una persona desasociada, toda solicitud de readmisión y toda documentación relacionada con el abuso sexual de menores también se mantiene en un sobre cerrado”, reza el memorando.

“Los sobres correspondientes a casos de abuso sexual de menores (se hayan probado o no) deben marcarse con la frase No destruir. El secretario guarda el sobre cerrado en el archivo de la congregación”, continúa.

En ningún momento la orden, emitida después del estallido de varias denuncias por presuntos episodios de agresiones sexuales a menores en el seno del culto, pide a los pastores de cada congregación que remitan la documentación a las fuerzas de seguridad o a depositarla en sede judicial.

SIN ACCESO

Se da la circunstancia, además, que la orden se ha difundido en las mismas fechas en que víctimas de supuestas agresiones sexuales en congregaciones de los Testigos en España han pedido a la cúpula acceder a los expedientes de sus casos.

En una visita a la sede nacional de la denominación el pasado 16 de enero, la jerarquía desairó a dos víctimas y no entregó los documentos. Los dos denunciantes creen que en el complejo religioso de Ajalvir (Madrid) puede haber información relacionada con sus denuncias y las de otras presuntas víctimas.