El testigo de Jehová expulsado por gay: “Denuncié por abuso sexual”

Fuente: http://shangay.com/el-testigo-de-jehová-expulsado-por-gay-“denuncié-por-abuso-sexual”

MIGUEL GARCÍA, QUE TUVO QUE HUIR DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ CUANDO SE ENTERARON DE QUE ERA GAY, DENUNCIA PÚBLICAMENTE EL ACOSO Y LA HUMILLACIÓN QUE SUFRIÓ MIENTRAS PERTENECIÓ A LA ORGANIZACIÓN EN UNAS DECLARACIONES EN EXCLUSIVA PARA SHANGAY.

POR:JOAQUÍN GASCA  

“Primero, habla con Dios. Segundo, lee la Biblia todos los días. Tercero, huye de la propaganda homosexual. Cuarto, búscate un confidente”. La fórmula de los testigos de Jehová para prevenir la homosexualidad, y todo el calvario que un gay ha de sufrir en el armario de su organización, empujó a Miguel García a denuciar ante los Mossos el acoso –también sexual– y la humillación sufridos durante años. En Shangay nos hemos puesto en contacto con él para que nos explique en profundidad lo que nadie jamás se ha atrevido a contar.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te expulsaron de los testigos de Jehová? ¿Fue una expulsión como tal o es que te sentiste rechazado por ser gay?

MIGUEL ⇒ Esta confesión religiosa tiene un particular método de expulsar a quien no esté de acuerdo con sus preceptos o sus ideas religiosas o filosóficas. Para los testigos de Jehová, un gay o lesbiana tiene que ocultar su condición y no tener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. En caso contrario, organizan una “audiencia judicial”, una especie de tribunal de honor donde solo están presenten tres pastores, en calidad de jueces, y la persona juzgada, sin ninguna garantía de protección y de asistencia judicial. En muchas ocasiones expulsan a la persona que se mantiene en esa posición. El resto de la familia tiene prohibido mantener relaciones familiares con el expulsado. No está permitido saludar, comer con esa persona. Y si esa persona ya es mayor de edad, los padres aún testigos de Jehová invitan al expulsado a irse de casa. En mi caso, los abandoné hace ya casi cinco años al no estar de acuerdo con sus ideas. No organizaron una “audiencia judicial” porque corté toda la relación con ellos y no lograron saber mi dirección o dónde contactarme después de mi salida. Logré evitarlos hasta hace poco.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo supieron que eras gay? ¿Tenías que mantenerlo oculto o no te escondías?

MIGUEL ⇒ Nunca lo dije de forma clara, escondía todo lo posible esta situación.


“DENUNCIO POR ACOSO, COACCIÓN, AMENAZA Y ABUSO SEXUAL MIENTRAS ERA MENOR DE EDAD”


SHANGAY ⇒ ¿Te han insinuado que necesitas curar tu ‘enfermedad’ y que debes ir a terapia para ello?

MIGUEL ⇒ Este grupo religioso cree firmemente que los gays o lesbianas se pueden ‘curar’ o cambiar. Los testigos de Jehová asemejan la gravedad de ser gay a la de ser un ladrón y le dan el trato de una patología. El portavoz en España incluso mencionó a medios de comunicación: “Primero tratamos de entender el porqué, la razón por la que alguien quiere a otra persona del mismo sexo, porque no es un estado natural”. La manipulación que tuve en este grupo logró que renunciara por completo a ejercer mi propia sexualidad. El sentimiento de culpa me hace sentir pecador, y me embargó el miedo de perder mi familia por ser expulsado y, por ende, de perder mi propia autoestima. Un conocido psicoterapeuta, Miguel Perlado, especialista en movimientos religiosos, coincide con lo que viví personalmente: Para “reorientar a los que consideran desviados”, explica, “realizan charlas y encuentros, dirigidos por los ancianos [una figura que asume las funciones que en la iglesia católica corresponderían al sacerdote] valiéndose de sus estudios bíblicos”. En algunas de sus publicaciones recientes, en 2007, incluso dan una fórmula para “no caer en actos homosexuales”.

SHANGAY ⇒ ¿Has notado algún apoyo dentro de la organización?

MIGUEL ⇒ Después de mi huida, nada. Respecto a mi condición sexual, ningún apoyo. Tampoco me lo esperaba.

SHANGAY ⇒ ¿Y a título personal, sin que sea de manera oficial?

MIGUEL ⇒ He recibido de forma personal el ánimo y apoyo de algunos testigos de Jehová aún activos en su confesión. Entienden que mi salida era la mejor opción y están contentos por mi situación actual.

SHANGAY ⇒ ¿Conoces a algún otro miembro de la comunidad que sea gay y haya estado en tu misma situación?

MIGUEL ⇒ Muchos, muchos… Muchos escogen casarse para tratar de renunciar por completo a su propia sexualidad. Otros no se casan, pero tratan de mantenerse en sus ideas, y algunos no ven más remedio que vivir una doble vida, una frente a la confesión, totalmente heterosexual, y una vida de fin de semana en la que se ‘desmelenan’ sin poder llegar a vivir una vida plena y normalizada. Algunos ex miembros de los testigos de Jehová son gays y están felizmente emparejados. Recuerdo casos de parejas con una relación cerrada de casi dos décadas, profesionales reconocidos que abandonaron la práctica de esta confesión hace más de treinta años. Eran jóvenes promesas dentro de la confesión a principios de los años ochenta, pero su activismo social les empujó a abandonar unas creencias que les limitaban, después de haber crecido en un ambiente familiar y haber cumplido con todas las normas que imponía esta confesión, como negarse a hacer el servicio militar y cumplir condena en la cárcel.

SHANGAY ⇒ ¿Se puede seguir siendo una persona creyente pese a todo esto?

MIGUEL ⇒ Me considero agnóstico. Creo que existe algo, alguien, alguna fuerza como dirían en Star Wars. Me niego a ponerle una etiqueta o un nombre. No sé qué es, ni quién es. No creo que sea necesario una religión organizada para creer.


“MUCHOS ESCOGEN CASARSE CON UNA MUJER PARA TRATAR DE RENUNCIAR POR COMPLETO A SU PROPIA SEXUALIDAD”


SHANGAY ⇒ Si se te presentase la opción de volver o se te hiciese una petición formal, ¿lo harías?

MIGUEL ⇒ No. Es imposible. Mi visión de la vida y de mi condición sexual son totalmente incompatibles con esta confesión y sus creencias.

SHANGAY ⇒ Durante todo este calvario, ¿has sentido miedo en algún momento por algún tipo de coacción o amenaza?

MIGUEL ⇒ En muchas ocasiones. Al dejar a los testigos de Jehová hace casi cinco años fui “acosado” por mis ex compañeros. Terminé sufriendo un ataque de ansiedad, me ingresaron en el hospital y se presentaron allí. Tuve que pedir a las enfermeras que no les dejaran entrar. En 2014 solicité a la Sede Nacional de este grupo religioso que cancelaran mis datos personales de sus ficheros y se negaron. El pasado 23 de septiembre denuncié ante los Mossos d’Esquadra en Badalona a varios testigos de Jehová y a la organización religiosa por acoso, coacción, amenaza y abuso sexual mientras era menor de edad. Varios testigos de Jehová me enviaron una citación a una “audiencia judicial” por correo certificado. No sé cómo lograron mi dirección, que desconocían, aun después de haber cambiado varias veces de domicilio y de haber cortado toda relación con ellos. En esta misma carta, indican que han intentado en varias ocasiones ponerse en contacto conmigo y hacerme entrega de esta carta. Ante los Mossos d’Esquadra, decidí hablar completamente y denunciar el acoso que había y que estaba sufriendo. Además, expliqué unos hechos que había decidido olvidar, los abusos que había sufrido por otros testigos de Jehová cuando era menor de edad.

 

“Simulé mi muerte para huir de los testigos de Jehová”

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/221714-testigo-jehova-huir-viajar-rusia

Publicado: 21 oct 2016 14:46 GMT | Última actualización: 22 oct 2016 10:01 GMT

Tras pasar 11 años dentro de los testigos de Jehová, un exmiembro de la secta religiosa decidió huir de la organización y emprender un viaje de cinco años a través de toda Rusia y el espacio postsoviético.

"Simulé mi muerte para huir de los testigos de Jehová"

Numerosos testigos de Jehová rezan durante un congreso regional en el estadio Traktar, Minsk, Bielorrusia, 24 de julio de 2015. (Vasily Fedosenko, Reuters)
Iván Shiriáyev, que es oriundo de la ciudad de Kamyshin (Volgogrado, Rusia), se ganó el prestigio y reconocimiento de los testigos de Jehová durante sus 11 años como miembro de la organización religiosa. No obstante, un día decidió abandonar la secta y dejar atrás tanto la doctrina que predicaba, como a su esposa, devota a las creencias de aquella.

“Siempre dudaba de si estaba siguiendo el camino correcto”, reveló Shiriáyev en una entrevista concedida al portal The Village. Durante su membresía en la secta el hombre apenas tuvo tiempo para analizar sus dudas en profundidad, ya que dedicaba casi todo el tiempo libre –lo cual no era poco teniendo en cuenta que trabajaba unas pocas horas al día, justo lo necesario “para ganarse el pan y la leche”– a oraciones, predicación y actividades de la organización. La salida de la secta empezó a fraguarse con el libro ‘Crisis de conciencia’ del exmiembro del cuerpo gobernante de los testigos de Jehová Raymond Franz.

Una testigo de Jehová reza durante un congreso regional en el estadio Traktar, Minsk, Bielorrusia, 25 de julio de 2015. (Vasily Fedosenko, Reuters)

Shiriáyev llevaba más de un año considerando la idea de salir de la secta. Las obras de Franz, “probablemente la persona más temible en el universo después de satán [para los testigos de Jehová]”, le ayudaron a entender cómo funciona la organización.

Un día cotidiano en el seno de la secta

Un día típico de un testigo de Jehová empieza con la lectura del folleto ‘Examinando las Escrituras diariamente’ y con oraciones, explica el exmiembro de la organización. El trabajo de la vida mundana no adquiere mucha importancia para los testigos, que tratan de dedicarle el menor tiempo posible. La ocupación principal es predicar. “Sirves varias horas, vuelves a casa, te preparas para una reunión y te vas a la cama“, señala Shiriáyev.

Cuando estaba en las filas de la secta, las reuniones tenían lugar dos o tres veces a la semana y contaban con la participación de unas 30 personas. “Entre los testigos siempre te sientes culpable, por eso muchos padecen depresión“, indica. Los miembros de la secta constantemente se enfrentan a la pregunta de si podrían hacer más y ‘robar’ tiempo de asuntos menos importantes para dedicarse aún más a su misión.

“Se oye constantemente: ‘¿Podrías hacer algo más? ¿Podrías invertir el tiempo que dedicas a asuntos menos importantes y participar aún más en la misión?'”.
Iván Shiriáyev 

 

Convencidos de que el Armagedón se acerca y solo 144.000 personas se dirigirán al cielo después de la muertemientras el resto se queda en la Tierra, los testigos de Jehová tienen como objetivo principal divulgar este acontecimiento a todo el mundo. Y la predicación es la forma principal de lograr este fin.

Cada mes los miembros de la secta presentan un informe donde indican cuántas horas han servido y cuántos materiales religiosos han difundido. “Existen miembros experimentados que, por ejemplo, predican no menos de 70 horas al mes“, comenta Shiriáyev, quien ejerció a lo largo de ocho años. También existe un sistema de incentivos y castigos que pueden estimular tanto el crecimiento en la jerarquía de la secta, como la privación de los privilegios. El castigo más duro es la expulsión.

En cuanto al perfil de los miembros, la mayoría de los testigos de Jehová son personas sin estudios superiores(la educación superior no es bienvenida en la organización). En las reuniones solo el 20% son hombres. El resto son mujeres jóvenes, mujeres con niños y ancianas, menciona Shiriáyev. No se permiten las parejas de hecho y los matrimonios con personas ajenas a la organización no están bien vistos.

La fuga

La escapada de este ciudadano ruso fue radical: simuló su muerte. Dejó una nota de despedida señalando que había seguido el camino de su padre (que se suicidó tres años atrás) y se esfumó. Se fue a su casa de campo con un magnetófono, una manta y una lancha neumática. Tras encontrar la embarcación en un sótano entre basura, sus familiares se dieron cuenta de que Shiriáyev estaba vivo e iniciaron su búsqueda a nivel federal.

Un hombre navega en una lancha neumática en las inmediaciones de Lórino, Chukotka, Lejano Oriente de Rusia). (Ilya Pitalev, Sputnik)

El hombre pasó nueve meses de vida ordinaria, utilizando su pasaporte en los nuevos puestos de trabajo que desempeñó y no fue consciente de que lo buscaran. Lo encontraron por casualidad en un puesto de control en la región de Amur, cuando fue detenido probablemente al sospecharse de que había participado en saqueos en unas aldeas que sufrieron inundaciones.

Desde entonces dejó de ser objeto de búsquedas. “Nadie –ni mi mujer, ni los decanos– se esforzó en encontrarme”, señaló Shiriáyev. Solo un amigo suyo, extestigo también, trató de avanzar en su búsqueda. “Así me di cuenta de que no tenía amigos“, explicó el prófugo.

La expulsión

Shiriáyev constató de manera escrita que ya no quería seguir siendo testigo de Jehová y se presentó a la reunión de la secta donde la noticia fue anunciada oficialmente con un traje de boda para celebrarlo. Paralelamente, su matrimonio fracasaba.

“Una vez al año visito a los testigos y acudo a la Conmemoración de la muerte de Jesús con una cazadora con la inscripción ‘apóstata abyecto'”.
Iván Shiriáyev 

Una vez al año acude a la celebración anual de los testigos, la Conmemoración de la muerte de Jesús o Cena del Señor, con una cazadora que lleva la inscripción ‘apóstata abyecto’. “Los que me conocen se apartan de mí de un salto: ¿cómo puede salvarse un renegado? Pero para mí es una actuación anual“, explica Shiriáyev. Entre las ventajas de su membresía en los testigos de Jehová señala las destrezas adquiridas en en el terreno de la comunicación y los discursos públicos y que ha aprendido a vivir con modestia.

Sede mundial de los Testigos de Jehová en Brooklyn, Nueva York, hasta 2013

El viaje

El 27 de octubre de 2012 Shiriáyev abandonó su casa y empezó a viajar haciendo autostop.

Tras su viaje por Rusia, Ucrania y Bielorrusia ha visitado numerosas ciudades. De las 1.122 localidades rusas que planea visitar ya ha estado en 360 de ellas. Se ha hecho agnóstico, viaja con una mochila que pesa 20 kilos y no cuenta con patrocinadores influyentes: utiliza sus propios medios para cubrir los gastos. Trabaja de obrero, de vez en cuando recibe alimentos, ropa y otras donaciones de desconocidos y pasa las noches básicamente en sitios donde no tiene que pagar la estancia: en casas de otros viajeros, monasterios o paradas de transporte. Su viaje de cinco años todavía no ha terminado y no tiene claro qué le deparará el futuro.

Testigos de Jehová es expulsada por decidir vivir con una transfusión de sangre

Fuente: http://www.ondanews.it/colliano-espulsa-perche-riceve-trasfusione-la-storia-unex-testimone-geova/

Un nuevo caso de expulsión por someterse a una transfusión de sangre, desde Italia.

Una creencia religiosa puede decidir entre la vida y la muerte? Y la medicina ¿Qué piensa usted de eso?

Un contando su historia dramática, es la señora Grazia Di Nicola, de 46 años, residente de Colliano y ex testigo de Jehová.

Todo comienza hace unos meses, cuando el de 46 años de edad, decide someterse a una transfusión de sangre. Casada y madre de cuatro hijos, fue ingresada en una clínica en Salerno y después de sufrir una cirugía leve, hemorragia interna disminuye la hemoglobina en la sangre, con lo que el paciente tenga que recibir una transfusión de sangre de emergencia. La mujer, sin embargo, como todos los miembros de las mismas creencias religiosas, se negó transfusiones ya considerado un pecado grave.Suspendido en el límite entre la vida y la muerte, los 46 años de edad, decide aceptar la transfusión que salva vidas.

En los meses siguientes, sin embargo, los problemas comienzan con el grupo que disocia la mujer, aislándolo.El mismo tratamiento también está reservado para los pocos miembros de la familia, hasta que, en su desesperación, los 46 años de edad, decidió hacer pública su historia.

Ondanews se reunió la dama, y él escuchó el consejo deun médico con experiencia en cuidados intensivos.

– María Teresa Conte –

Video en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=ZImPHt422yU

Onda Cero, “Te doy mi palabra”, Un ex-testigo de Jehová denuncia el acoso al que se ve sometido tras dejar la congregación religiosa

Fuente: http://www.ondacero.es/programas/te-doy-mi-palabra/audios-podcast/hora-ciudadana/un-ex-testigo-de-jehova-denuncia_2016100157ef7a8d0cf2665823649bcf.html

En ‘Hora ciudadana’ damos la palabra a nuestros oyentes para que nos cuenten qué opinan sobre los últimos acontecimientos ocurridos en el PSOE. Por otro lado, escuchamos a Miguel García, un hombre que perteneció a la congregación religiosa ‘testigos de Jehová’ y que denuncia los abusos a los que se ha visto sometido antes y después de pertenecer a esta orden. ”Vaya a donde vaya, siempre me encuentran”, denuncia García, que ve ”casi imposible” desligarse de la congregación. Asimismo, ‘Te doy mi palabra’ se ha puesto en contacto con el portavoz de la sede nacional de los ‘testigos de Jehová’, quien niega rotundamente cualquier caso de abuso o acoso.

http://www.ondacero.es/embed/un-ex-testigo-de-jehova-denuncia/audio/2/2016/10/01/57ef75a17ed1a8fa2644d43b

El Periódico: Abusos sexuales encubiertos

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/abusos-sexuales-encubiertos-los-testigos-jehova-5417032

El denunciante relata ante los Mossos que los Testigos de Jehová le conminaron a silenciar las agresiones que sufrió cuando era menor.Miguel García asegura que sufrió abusos sexuales de menor pero los Testigos de Jehová le pidieron que no los denunciara.FERRAN NADEU

Miguel García asegura que sufrió abusos sexuales de menor pero los Testigos de Jehová le pidieron que no los denunciara.

Abusos sexuales encubiertosRICARD FADRIQUE

Sede de la congregación francesa de los Testigos de Jehová en Cardedeu, la última a la que perteneció Miguel García.

Guillem SànchezGUILLEM SÀNCHEZ                    @guillem_sm

LUNES, 26 DE SEPTIEMBRE DEL 2016 – 22:06 CEST

Miguel García nació siendo un testigo de Jehová. Dejó de serlo al cumplir los 38 años. O quiso dejar de serlo. Ahora tiene 43 y ha acudido a los Mossos para denunciar el acoso que ha padecido desde que tomó la decisión de abandonar esta confesión cristiana. En esta querella ha revelado otra cosa: que sufrió repetidos abusos sexuales por parte de un miembro de esta comunidad.

Asegura que sucedieron cuando tenía 16 años, sobre 1990. Entonces pertenecía a una congregación de habla hispana que este credo tiene en Bruselas (Bélgica). El agresor era un hombre que mantenía “una buena relación” con su familia y con el que era “normal” que se quedara “a solas”. “Me hizo de todo, pero no hubo penetración”, ha explicado durante su entrevista con EL PERIÓDICO. A los 19 años, ya en España, relató a los ancianos de una congregación de Castellar del Vallès lo que había vivido. “Organizaron una audiencia judicial” y los tres ancianos le conminaron a dar “todos los detalles”.

Al acabar, le prometieron que recibiría “apoyo espiritual” pero le pidieron que no lo denunciara, a pesar de que asegua que había dejado claro que existían más víctimas del mismo agresor sexual. “No traigamos oprobio a nuestra comunidad”, fueron las palabras que escuchó en 1993.

“No traigamos oprobio a nuestra comunidad”, cuenta García que le dijeron cuando reveló los abusos sexuales

García está convencido de que los ancianos anotaron toda la información que facilitó en aquella sesión -sus datos personales, los del presunto pederasta y los abusos sexuales- y la introdujeron en un sobre. “Guardaron el original en el archivo de la congregación y mandaron una copia a la sede central de Madrid”, mantiene. También ha detallado a los Mossos que existen más informes como el suyo en otras congregaciones españolas que tampoco se han denunciado.

NO ES UN CASO AISLADO

Aníbal Matos, portavoz de los Testigos de Jehová en España -una entidad con 8,5 millones de devotos en todo el mundo, 115.000 en España y 32.000 solo en Catalunya-, ha negado tajantementeque esta comunidad haya autogestionado los casos de abusos sexuales que se hayan podido producir en el interior de esta organización religiosa.

“Los testigos respetamos la ley y en ningún momento hemos encubierto un abuso sexual a un menor ni amparado a ningún pederasta”, ha señalado. Matos también ha desmentido la existencia de un supuesto archivo que almacena los hipotéticos casos de pederastia. “No existe porque iría en contra de la ley de protección de datos de carácter personal”, ha remarcado.

El portavoz, que sí ha admitido la existencia de audiencias judiciales protagonizadas por tres ancianos de cada congregación (aunque ha remarcado que solo están para dar “orientación bíblica” a aquellos que la necesitan), ha querido remarcar que en ningún caso la acción de un tribunal interno “excluye” la acción de la justicia ordinaria. Deberían ser los propios ancianos “los que dieran el paso” de informar a las autoridades ante cada caso.

DOCUMENTO INTERNO

Miguel García, durante su entrevista con este diario, ha aportado un supuesto documento interno que según él fue emitido desde la sede nacional de los Testigos de Jehová en Madrid y que está fechado el 1 de agosto del 2016. El “asunto” que trata es la “protección de menores contra el abuso”.

El punto 20 de este documento, dirigido a los ancianos de cada congregación, dice que “los documentos relacionados con personas sobre las cuales pesa una acusación de abusos sexuales de menores (…) deben guardarse en un sobre con su nombre y con la anotación ‘No destruir’. El sobre se conservará indefinidamente en el archivo confidencial de la congregación”.

 

El Periódico – “Los Testigos de Jehová me quieren juzgar por adulterio”

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/los-testigos-jehova-quieren-juzgar-por-adulterio-5416455

Un exmiembro denuncia a la organización religiosa por acoso y por citarle a un juicio interno.

Miguel García sospecha que la confesión le persigue en el fondo porque tiene una relación homosexual.

Miguel García explica su denuncia contra los Testigos de Jehová.

FERRAN NADEU

Miguel García explica su denuncia contra los Testigos de Jehová.

Guillem SànchezGUILLEM SÀNCHEZ           @guillem_sm

LUNES, 26 DE SEPTIEMBRE DEL 2016 – 21:01 CEST

“Nos ponemos en contacto con usted (…) porque ha mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio. Por este motivo debemos citarle para una audiencia judicial, es nuestra responsabilidad teocrática”. Con estas palabras comienza la carta que la Congregación Francesa de los Testigos de Jehová en Cardedeu ha enviado a este hombre de 43 años que dejó de ser un miembro de esta comunidad hace “casi cinco años”.

Este documento, que confirma la existencia de juicios paralelos a los devotos de la confesión, es “extraño”, según Miguel García, porque el libro ‘Pastoreen el Rebaño’ -de uso exclusivo para los ancianos que lideran las congregaciones- detalla cómo debe formarse un “comité judicial” y aclara que debe “citarse al acusado por vía oral”. Se añade también que si “un periodista o un abogado” pregunta por estos juicios no deben “proporcionar ninguna información ni confirmar su existencia”.

LA CONGREGACIÓN TRATA DE DESMENTIRLO

Este diario ha contactado con uno de los tres ancianos que han citado a Miguel García para un juicio este lunes 26 de septiembre. Tal como dicta el libro, de entrada, el anciano ha negado la mayor. “Primera noticia”, ha respondido. Después de saber que aparecía con su nombre y apellido firmando la carta de convocatoria, ha reconocido que el juicio sí existía. Esta sesión iba a celebrarse en el Salón del Reino de Cardedeu -su local- porque se trata de un “marco teocrático” que “infunde un mayor respeto en los presentes”.

“Están intentando montarme un tribunal paralelo, como un tribunal de honor, algo totalmente ilegal”

“El fallo” de los tres ancianos, según el texto, tiene para los acusados “consecuencias duraderas y de gran magnitud”. Delitos incluidos en el Código Penal tan graves como el homicidio, la violación y el abuso sexual de menores o hechos ni siquiera punibles como fumar emborracharse merecen la celebración de estos juicios.

Miguel García se separó de su mujer al dejar la confesión y cuatro años más tarde se divorció formalmente. Para “liberar” a su esposa, le escribió una carta en la que explicaba que tenía una nueva relación sentimental. De este modo, ella podría obtener el “divorcio bíblico” y casarse nuevamente. Sospecha García que el hecho de que actualmente tenga una relación homosexual ha motivado en el fondo esta llamada audiencia judicial por adulterio. Se trata, dice García, de una comunidad “homófoba”, y como prueba remite a un vídeo de producción interna.

PUNIBLE SI HAY COACCIÓN

Fuentes jurídicas subrayan que celebrar este tipo de juicios paralelos a la legislación vigente no tiene “ninguna validez”. Y que se trataría de algo “punible” si se demostrara que existen coacciones para obligar a someterse a estos y cumplir los castigos que se impongan. Habitualmente, la pena es una reprimenda pública o directamente la expulsión de la confesión. Esto segundo resulta traumático cuando lo sufre un miembro de una familia del mismo credo porque a partir de entonces debe restringir la relación que tiene con el resto de parientes.

“Terminé con un ataque de ansiedad. Me ingresaron en un hospital y se presentaron allí. Tuve que pedir a las enfermeras que no les dejaran entrar”

En mayo del 2014, la ministra de Justicia de Finlandia, Anna-Maija Henriksson, avisó de que “no había espacio” en el país “para dos sistemas judiciales”. Lo hizo después de que 18 exmiembros de Testigos de Jehová denunciaran la existencia de estos comités judiciales con capacidad para condenar al “ostracismo” a los acusados.

ANTE LOS MOSSOS

Miguel García asegura que al dejar la organización hace casi cinco años fue “acosado” por sus excompañeros. “Terminé sufriendo un ataque de ansiedad, me ingresaron en el hospital y se presentaron allí. Tuve que pedir a las enfermeras que no les dejaran entrar”, recuerda.

El 19 de abril del 2014 les mandó un burofax para exigir que en cumplimiento de la ley de protección de datos de carácter personal borraran toda la información referente a él. Respondieron, afirma y documenta, que se quedarían con sus datos porque seguía constando en sus archivos como “miembro bautizado”.

Tras recibir la citación para ser juzgado, ha denunciado ante los Mossos a los Testigos de Jehová por acoso, por negarse a borrar datos personales y por encubrir los abusos sexuales que sufrió en una congregación de Bélgica, y ha emprendido acciones legales por daños morales.

Aníbal Matos, portavoz de los Testigos de Jehová, ha admitido la existencia de estos comités judiciales pero ha asegurado que “no son obligatorios” ni tampoco “se imponen castigos”. Se trata únicamente de intervenciones para “dar orientación bíblica” a los miembros de una congregación.

 

Infiltrados, CuatroTV: “Comparan vivir en pareja sin estar casado con matar”

Fuente: http://www.cuatro.com/infiltrados/programas/t01xp06-sectas-captados-por-lider/Testigo-Jehova-religion-catolica-Papa_2_2062755180.html

Me han recordado que hace no tanto se hizo un mini-reportaje en Cuatro TV sobre los Testigos de Jehová.

Testigo de Jehová: “La mayor secta es la religión católica, tienen al Papa visible”
Llega a comparar vivir en pareja sin estar casado con matar

No tiene desperdicio