Candance Conti: “Al denunciar los abusos que sufrí en los Testigos, perdí a mi familia”

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/candance-conti-denunciar-los-abusos-sexuales-perdi-familia-6009556

La joven de California obtuvo en el 2012 la primera gran victoria judicial contra la pederastia oculta en la organización religiosa

Candance Conti: "Al denunciar los abusos que sufrí en los Testigos, perdí a mi familia"

GUILLEM SÀNCHEZ

Candance Conti durante su entrevista con EL PERIÓDICO en el hotel ACE de Londres.

GUILLEM SÀNCHEZ / LONDRES

LUNES, 1 DE MAYO DEL 2017 – 18:53 CEST

Candance Conti nació dentro de una congregación de Testigos de Jehová, en Freemont (California). En 1993, cuanto tenía 9 años, sufrió los abusos sexuales del hombre con el que se casó su madre, Jonathan Kendrick. El propio pederasta admitió tales abusos a la congregación y los ancianos -nombre que reciben los líderes de cada colectivo- informaron a la Watchtower.

En estricto cumplimiento de lo que ha sido hasta la fecha la política de autogestión de cada caso de pederastia reportado dentro de esta organización religiosa con más de 8 millones de fieles en todo el planeta, el maltrato sexual de Candance nunca fue denunciado a la policía. En el 2012, un jurado americano le dio la razón y obligó a su agresor -y también a los Testigos de Jehová- a pagar la indemnización más importante con la que ha sido multada una organización religiosa en Estados Unidos. Años más tarde, sin embargo, la apelación de los Testigos prosperó y se redujo ostensiblemente el importe y la responsabilidad civil de la confesión. Sin embargo, la victoria judicial que Candance había obtenido con poco más de 20 años ya había perforado la roca y, tras muchas décadas de oscuridad para las víctimas, comenzaba a filtrarse algo de luz desde el exterior.

-Cuando comenzaron los abusos sexuales de Kendrick, ¿pediste ayuda enseguida? No. Entonces tenía demasiado miedo. Sobre todo a ser expulsada de la congregación. No me sentía segura para decir nada entonces.

-¿Cuándo decidiste decirlo? Más adelante, cuando entendí que él [Kendrick] podría estar haciendo lo mismo que me hizo a mí a otros niños. No podía sacarme eso de la cabeza.

-¿Hablaste con los ancianos [líderes de la congregación]? El primer anciano al que recurrí se me quedó mirando y me respondió: ‘¿Qué quieres que haga yo? ¿Empezar una cruzada en solitario?’

-¿Te rendiste? No. Hubo más reuniones con ancianos. Pero eran sobre todo para que yo demostrara que las acusaciones sobre Kendrick eran ciertas. Me pusieron en una situación muy difícil, haciéndome preguntas delicadas, me di cuenta de que trataban de sonsacarme información en lugar de ayudarme.

-¿Fue entonces cuando decidiste salir ‘al exterior’ y denunciar? No había más opciones. Ni siquiera se esforzaron en mentirme. Si lo hubieran hecho, y me hubieran prometido que se encargarían de que Kendrick no abusara de más menores, tal vez nunca habría presentado ninguna denuncia.

-Eso te convirtió en la primera víctima que ha ganado un proceso así contra los testigos… ¿creías que eso sería posible? No, claro que no. Parecía una batalla imposible. Pero tenía que intentarlo. Ellos describen la vida junto a Jehová como estar en “la verdad”. Yo sentía que con “mi verdad” me estaba enfrentando a todo eso.

-Con el tiempo, ¿has ido tomando conciencia de la importancia que tiene la victoria que lograste? Un poco. Pero espero que sirva todavía más. Si todo aquello permitió proteger al menos a un menor de sufrir lo mismo que yo, entonces todo esto habrá valido la pena.

-¿Confías en que habrá más sentencias como la tuya en el futuro? Claro, yo no puedo ser la última.

-¿Te asustó la repercusión mediática que tuvo tu caso? No demasiado. Estaba más preocupada por otra cosa, por la posibilidad de perder a mi familia en cuanto se hiciera público que había presentado esta denuncia. Eso me asustaba mucho. Y yo sabía que en cuanto se supiera, sucedería. Porque para la organización mi demanda significaría que yo estaba atacando a los Testigos de Jehová.

-¿Ocurrió? Sí, los perdí a todos. Excepto a mi madre y a mis abuelos.

-Qué duro… Sí. Y yo nunca ataqué sus creencias. Todo el mundo tiene derecho a creer en lo que quiera. Nunca le diría a nadie que lo piensa es malo. Solo dije que tal vez las cosas deberían hacerse de un modo distinto dentro de la organización para proteger a los menores.

-¿Crees que algún día tus familiares lo entenderán? Tengo esa esperanza.

-¿Te arrepientes de haber tomado la decisión de enfrentarte judicialmente a los Testigos de Jehová? No.

¿Quién guarda los datos de los 110.000 Testigos de Jehová en España?

Fuente: http://cronicaglobal.elespanol.com/vida/datos-testigos-jehova-lopd-proteccion-abusos-tj_71381_102.html

Un grupo de exmiembros denuncia “incumplimientos” de la ley de protección; la congregación subraya que se ciñe a la normativa


Imagen de una asamblea de los Testigos de Jehová / CG

IGNASI JORRO @IgnasiJorro

¿Quién guarda los datos de los más de 110.000 Testigos de Jehová (TJ) que hay en España? Un grupo de exmiembros del culto denuncian “incumplimientos” de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) en el seno de la congregación. Los servicios jurídicos de la organización responden que “se ciñen a la normativa” en esta materia.

AbusosTJ, que aúna a personas que denuncian agresiones sexuales cuando formaban parte del culto milenarista, alerta de que TJ “pide datos de las personas a las que intenta predicar sin pedirles la firma para dicha cesión”.

Según la misma fuente, la cúpula de TJ “contesta fuera de plazo las peticiones de cancelación”, lo que, bajo su punto de vista, “puede ser complicado para personas de notoriedad pública que deciden abandonar el culto”.

“ESTRICTA LEGALIDAD”

Preguntado por las acusaciones, un portavoz de los servicios jurídicos de los TJ de la sede central en Ajalvir (Madrid) las ha negado categóricamente. “Los Testigos sólo pedimos los datos personales necesarios para el buen funcionamiento de la organización, tal como ocurre con cualquier otra entidad”, ha indicado.

Cuando la persona deja o abandona la obra, “se eliminan todos los datos, salvo los estrictamente necesarios, como el nombre y apellido, por si esta persona decide volverse a unir”. Este archivo de mínimo alcance serviría para el “buen orden organizativo” de los TJ.

Con lo que respecta a denuncias a la Agencia Española de Protección de Datos (Aepd), el portavoz ha subrayado que “existen requerimientos que se han saldado de forma global a favor de la congregación”.

“DATOS SENSIBLES”

Preguntado por el contencioso entre presuntas víctimas de abusos y la jerarquía de los TJ, Eloi Font, socio director del bufete especializado en derecho digital Font Advocats, ha recordado que los datos que custodian las organizaciones religiosas “son especialmente sensibles”.

“Se trata de datos a los que se aplica la máxima protección. Ello quiere decir que el usuario debe poder ejercer sus derechos de modificación, rectificación o cancelación; que deben estar protegidos; su custodia debe ser notificada a la Aepd y se deben firmar contratos específicos con proveedores si se accede a ellos”, ha enumerado el letrado.

En caso de cancelación, uno de los supuestos insuficientemente cubiertos según AbusosTJ, Font arroja más luz. “La información no se borra, se bloquea. Cada dato tiene un plazo de prescripción para las administraciones públicas, de justicia y tributarias. El fichero se debería bloquear para no ser usado, y sometido a borrado a medida que el plazo venza”, ha apostillado.

Australia Royal Commission (Comisión Real Australiana), Caso 54 sobre Testigos de Jehová, vista pública y online el próximo 10 de Marzo. ¿Qué ocurrirá?

Fuente: http://www.childabuseroyalcommission.gov.au/case-study/10908a67-70c5-4103-94cc-dac096fdb585/case-study-54,-march-2017,-sydney

Case Study 45

La vista oral del Caso 54 de la Australia Royal Commission, que versa sobre los testigos de Jehová, tendrá lugar pasado mañana, 10 de Marzo a las 10 h de la mañana AEDT (Australian Eastern Daylight Time), hora de Sydney y se podrá ver online en la web de la Comisión: http://www.childabuseroyalcommission.gov.au/case-study/10908a67-70c5-4103-94cc-dac096fdb585/case-study-54,-march-2017,-sydney

¿Qué se discutirá exactamente?

Según el sitio web de la Comisión, el alcance del estudio es el siguiente:

  • Las políticas y procedimientos actuales de los Testigos de Jehová y de la Sociedad Watchtower Bible and Tract de Australia relación con la protección de los niños y las normas de seguridad de los niños, incluyendo la respuesta a las denuncias de abuso sexual infantil.
  • Factores que pueden haber contribuido a la ocurrencia del abuso sexual infantil en las instituciones de la Sociedad Watchtower Bible and Tract de Australia.
  • Factores que pueden haber afectado la respuesta institucional al abuso sexual infantil de los Testigos de Jehová y de la Sociedad Watchtower Bible and Tract de Australia.
  • Las respuestas de los Testigos de Jehová y de la Sociedad Watchtower Bible and Tract de Australia a los informes de estudio de caso pertinentes y otros informes de la Comisión Real.
  • Cualquier asunto relacionado.

El propósito de esta audiencia pública no es investigar conjuntos individuales de hechos o eventos particulares como ha ocurrido en anteriores estudios de casos de la Comisión Real.

¿Por qué la audiencia de Estudio de Caso 54 parece ser sólo de un día?

Esto puede parecer a primera vista una sorpresa. ¿Cómo puede un solo día de testimonio posiblemente ser suficiente para cubrir el vasto y complejo tema del escándalo de abuso infantil de los Testigos de Jehová?

Cabe recordar que el Estudio de Caso 54 no es una misión de búsqueda de hechos. Ese fue el estudio de Caso 29. La Comisión pasó días cavando y entrevistando, y finalmente emitió un informe detallado sobre cada aspecto del fracaso de la Watchtower. En lo que respecta a la Comisión, los hechos están en juego. No hay más debate. El estudio de caso 54 se encarga puramente de una revisión rápida de esos hechos y luego de pedir públicamente a la Watchtower qué ha hecho para abordar los fallos condenatorios identificados en el Estudio de Caso 29.

¿Recuerda lo que le dijo el juez McClellan al equipo legal de la Watchtower? ¿Que iban a regresar a Watchtower y pedirles públicamente qué se había hecho para abordar los problemas? Eso es lo que es.

Entonces, ¿qué ha hecho Watchtower en los 21 meses desde el estudio de caso 29?
Por lo que sabemos, el único esfuerzo potencial de Watchtower para resolver cualquiera de las preocupaciones planteadas en la Comisión Real ha sido únicamente no requerir que un sobreviviente de abuso se enfrente a su atacante. Sin embargo, no quedó claro en el testimonio si esta práctica se había detenido realmente antes de que la Comisión se reuniera. La Watchtower parecía insistir en el testimonio de que lo era, pero su documentación no reflejaba esto.

Por lo tanto, no se puede decir con certeza que incluso este cambio potencial ha surgido como resultado del informe de la Comisión.

Así que Watchtower va a presentarse ante la Comisión, después de 21 meses, y básicamente dicen que no han hecho nada en absoluto? No tengo idea.

¿Qué puede ocurrir?

Recordemos lo resbaladizo y tortuoso que fue la Watchtower en el Estudio de Caso 29, con altos funcionarios de la Watchtower como Rodney Spinks, Terrence O’Brain y el miembro del Cuerpo Gobernante, Geoffrey Jackson, intentando engañar y mentir francamente a la Comisión en múltiples ocasiones. Por lo que puedo ver, la Watchtower tiene tres opciones

  • Admitir que no han hecho nada y que no tienen intención de hacerlo por razones religiosas, y convertir todo esto en un asunto de libertad religiosa.
  • Trate de bloquear la situación diciendo que no han tenido suficiente tiempo, que no tienen autoridad para hacer los cambios necesarios sin el acuerdo de la sede internacional en EEUU, sabiendo muy bien que esta sede está fuera del alcance de la Comisión. La idea aquí sería pararlo todo y esperar, sabiendo que no se requiere más testimonio.
  • Comenzar una nueva ronda de engaños y mentiras engañosas para tratar de enredar a la Comisión.

¿Cuál elegirán?

Una vez más no tengo ni idea.

A juzgar por la asombrosa incompetencia legal de Watchtower en el estudio de caso 29 y en el reciente caso de Fessler, es muy difícil predecir su estrategia. Parece que no atinan ni una.

Los responsables de la Watchtower están en primer lugar muy engañados. Realmente piensan que están defendiendo la organización de Dios contra el ataque satánico y apóstata, y sienten que el compromiso será una victoria para Satanás.

Los responsables de la Watchtower totalmente fuera de la vida real, pasando todos sus días en un mundo en el que no cuestionas a la Watchtower ni a los que lo dirigen, y ahora se se les pone en duda. Su palabra es ley. No tienen ni idea de cómo manejar el tipo de ambiente que la Comisión Real ha traído. La atroz actuación de Geoffrey Jackson en la que la Comisión desmontó todos sus argumentos es prueba de ello.

Los responsables de la Watchtower están atrapados entre ser honestos con una Comisión que ha puesto a la luz todos sus pequeños secretos sucios, por un lado, y jugando con una audiencia creciente de testigos que saben y van a conocer lo que ocurra el el 10 de marzo de de una manera u otra. Tienen que ser tan obedientes como sea posible a la Comisión, mientras que también parecer ser firmes e inamovibles a los testigos que acabarán viendo sus testimonios en YouTube.

Si a esa hora estas despierto, consigue tus palomitas y tu café. Observarás un choque de trenes irrepetible en la historia.

Crónica Global – Las víctimas de abusos piden amparo al gobierno

Fuente: http://cronicaglobal.elespanol.com/vida/victimas-abusos-testigos-jehova-piden-amparo-rafael-catala_64983_102.html

Las víctimas de abusos de los Testigos de Jehová piden amparo al Gobierno

Los denunciantes exigen al ministro de Justicia que investigue si hay “tribunales paralelos” dentro de la confesión

Un miembro de los Testigos de Jehová recibiendo el tradicional bautizo del culto / CG

IGNASI JORRO @IgnasiJorro
15.12.2016 19:51 h.

Las víctimas de abusos de los Testigos de Jehová piden amparo al Gobierno. La asociación que agrupa a personas que denuncian agresiones sexuales dentro del culto han pedido este jueves al ministro de Justicia, Rafael Catalá, que averigüe si existen tribunales paralelos en España. El grupo de apoyo AbusosTJ se refiere a las llamadas audiencias judiciales del credo milenarista, que juzgarían casos “sin ningún tipo de garantía”.

En un burofax enviado al Ministerio de Justicia al que ha tenido acceso Crónica Global, la comunidad denuncia un “sistema judicial” ajeno a los órganos jurisdiccionales ordinarios. Estas audiencias internas de los Testigos de Jehová juzgarían “a ciudadanos españoles cada semana sin ningún tipo de control”.

Todo ello generaría una base de datos que el culto milenarista guardaría celosamente en su sede central en España, en Ajalvir (Comunidad de Madrid), según la versión de AbusosTJ.

“ACTÚE DE INMEDIATO”

La comunicación formal, que también se ha remitido a la Vicepresidencia del Gobierno, Defensor Adjunto del Pueblo y comisiones de Justicia del Congreso de Diputados y el Senado, exige al ministro que “actúe de inmediato”.

Según Abusos TJ, los procedimientos de investigación interna “desprotegen” a las víctimas en los careos con el presunto agresor. Dichas sesiones no trascienden fuera de los muros del culto.

FISCALÍA

Los hechos serían suficientemente graves, valora el grupo ciudadano, como para que la Fiscalía General del Estado intervenga. Las víctimas de abusos piden al Ministerio Público que ordene “requisar y proteger la integridad de los ficheros de abusos sexuales” que la confesión religiosa ha recopilado durante años.

Según los afectados, la sede nacional de Ajalvir tendría ficheros generados mediante “un sistema protocolizado de datos” de las diferentes congregaciones repartidas por España. Los dosieres confidenciales contendrían datos de los abusadores y todas sus circunstancias.

AbusosTJ también sostiene que existen archivos informáticos con material similar en el seno del culto.

PROTEGER A LOS NIÑOS

Cabe recordar que el grupo AbusosTJ ha sido creado recientemente por miembros y antiguos practicantes de la doctrina de las publicaciones Atalaya y ¡Despertad!. La comunidad denuncia “numerosos” casos de abusos sexuales dentro de las 1.500 congregaciones de Testigos de Jehová en España.

La agrupación ciudadana persigue proteger a los menores “sea cual sea su religión”. Exige que la organización nacional de los Testigos de Jehová cambie sus protocolos internos para evitar agresiones sexuales entre los más de 110.000 miembros en España.

El Periódico – Australia acusa a los Testigos de Jehová de ocultar la pederastia

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/testigos-jehova-acusados-no-proteger-ninos-australia-victimas-pederastia-5656832#

GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

LUNES, 28 DE NOVIEMBRE DEL 2016 – 11:44 CET

Una comisión gubernamental creada en Australia (Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse) ha desnudado todas las carencias que los Testigos de Jehová presentan internamente en este país para proteger de los pederastas a los menores de edad que forman parte de su comunidad. Tras más de un año de investigación, ha concluido que no actúan “adecuadamente” para eliminar el riesgo que corren los pequeños de ser víctimas de abusos.

El informe ‘Estudio del Caso 29: La Respuesta de los Testigos de Jehová’ está basado en el testimonio de dos víctimas que fueron agredidas sexualmente cuando eran menores. El trabajo se ha elaborado a partir de audiencias, que se celebraron durante los meses de julio y agosto del 2015, en las que fueron citadas, además de las víctimas, miembros del credo y diversos expertos. El informe ha analizado también los sistemas, políticas y procedimientos de esta organización para prevenir, responder y denunciar este tipo de delitos sexuales.

“De las evidencias presentadas, la comisión considera que los Testigos de Jehová se apoyan en políticas y prácticas obsoletas para responder a las acusaciones de abusos sexuales que no están sujetas a una revisión constante y continua”, se advierte. “De largo”, son “inapropiadas e inútiles” para tratar esta problemática.

“LOS DOS TESTIGOS”

La normativa interna de esta organización que gestiona los casos de abusos a menores no se ha revisado desde la creación de esta comunidad a finales del siglo XIX y se apoya en postulados -los de la Biblia- redactados hace casi 2.000 años.

Los Testigos de Jehová investigan internamente los casos de pederastia a través de las autodenominadas audiencias judiciales que forman dos ancianos -los líderes de cada congregación- y dictaminan según los estándares bíblicos pero no según las leyes vigentes en cada país.

Estos estándares consideran culpable al adulto acusado de pederastia si este confiesa o si la víctima -un menor de edad- aporta por lo menos a “dos testigos oculares” que hayan presenciado la agresión y ratifiquen su declaración.

Los Testigos también obligan a víctima y agresor a mantener un careo que no tiene en cuenta la situación de fragilidad que puede implicar para el menor de edad el hecho de enfrentarse con el adulto que abusó de él.

Por hechos como este, la comisión considera que los Testigos adolecen de “una falta grave de entendimiento sobre la naturaleza del abuso sexual de un menor”.

OCULTACIÓN DE ABUSOS

En la práctica esta organización “no ha informado” a las autoridades competentes de los casos de abusos sexuales a menores de los que ha tenido conocimiento. Un hecho que Miguel García denunció a este diario y a los Mossos d’Esquadra, porque también ocurre en España. Este “grave fallo” no “protege” a los niños que forman parte de su comunidad.

Los mecanismos internos para sancionar a los pederastas son“débiles” y han facilitado que estos agresores sexuales -miembros de los Testigos- se muevan sin ningún control dentro de las congregaciones. Se ha menospreciado el riesgo de que vuelvan a reincidir. Se demuestra que existe un “claro desconocimiento” en la comprensión de la gravedad “del impacto” que este tipo de delitos pueden generar “sobre los niños”.

CONOCER TODOS LOS ABUSOS

La comisión autora del informe investiga desde el 2012 la respuesta de las instituciones a los abusos sexuales a menores que estaban bajo el cuidado de organizaciones públicas, sociales o religiosas y que ha llevado a comparecer como testigo al mismo cardenal George Pell, máximo representante de la Iglesia australiana y ministro de Finanzas del Vaticano.

A principios de mes, el Gobierno australiano anunció que indemnizará a las víctimas de estos abusos con hasta 150.000 dólares locales.